ūüēä “Veni Creator Spiritus.” ♰♰♰

martes, 22 de mayo de 2018

Santa Rita de Casia, abogada de los imposibles, ruega por nosotros

ORACI√ďN PARA LOS CASOS DESESPERADOS

Oh poderosa Santa Rita, llamada Abogada de los casos desesperados, socorredora en la √ļltima esperanza, refugio y salvaci√≥n en el dolor, que conduce al abismo del delito y de la desesperaci√≥n: con toda la confianza en tu celestial poder, recurro a ti en el caso dif√≠cil e imprevisto que oprime dolorosamente mi coraz√≥n.
Dime, oh Santa Rita, ¿no me vas a ayudar tu?, ¿no me vas a consolar? ¿Vas a alejar tu mirada y tu piedad de mi coraz√≥n, tan sumamente atribulado? ¡T√ļ tambi√©n sabes lo que es el martirio del coraz√≥n, tan sumamente atribulado! Por las atroces penas, por las amargas l√°grimas que santamente derramaste, ven en mi ayuda. Habla, ruega, intercede por m√≠, que no me atrevo a hacerlo, al Coraz√≥n de Dios, Padre de misericordia y fuente de toda consolaci√≥n, y cons√≠gueme la gracia que deseo (ind√≠quese aqu√≠ la gracia deseada). Presentada es seguro que me escuchar√°: y yo me valdr√© de este favor para mejorar mi vida y mis costumbres, para cantar en la tierra y en el cielo las misericordias divinas.
Padrenuestro, Avemaría y Gloria.



 Patrona de las Madres y de los matrimonios Dif√≠ciles ruega por nosotros.



 

s√°bado, 19 de mayo de 2018

Jesucristo: Y cuando El viniere arg√ľir√° al mundo de pecado, de justicia y de juicio




Pentecost√©s es otra fiesta que celebramos los cat√≥licos que no pueden celebrar los bergoglianos, puesto que la Palabra de Dios dice que la obra del Espiritu Santo es nuestra Santificaci√≥n y los ad√ļlteros, los sodomitas, los fornicarios, los sacr√≠legos y rebeldes  se oponen a la obra de Santificaci√≥n del Espiritu Santo, despreciando sus dones rechazan ser guiados por Cristo, para vivir esclavos de sus desenfrenadas pasiones. 

Bergoglio blasfem√≥ al Esp√≠ritu Santo: “¡Este Esp√≠ritu Santo es un desastre!”

Romanos 8
13. pues, si viv√≠s seg√ļn la carne, morir√©is. Pero si con el Esp√≠ritu hac√©is morir las obras del cuerpo, vivir√©is.
14. En efecto, todos los que se dejan guiar por el Espíritu de Dios son hijos de Dios.

Judas 1:15  para realizar el juicio contra todos y dejar convictos a todos los imp√≠os de todas las obras de impiedad que realizaron y de todas las palabras duras que hablaron contra √©l los pecadores imp√≠os."
1 Tesalonicenses 4 

La vida que agrada a Dios

1. Por lo dem√°s, hermanos, os rogamos y exhortamos en el Se√Īor Jes√ļs a que viv√°is como conviene que viv√°is para agradar a Dios, seg√ļn aprendisteis de nosotros, y a que progres√©is m√°s.
2. Sab√©is, en efecto, las instrucciones que os dimos de parte del Se√Īor Jes√ļs.
3. Porque esta es la voluntad de Dios: vuestra santificación; que os alejéis de la fornicación,
4. que cada uno de vosotros sepa poseer su cuerpo con santidad y honor,
5. y no dominado por la pasión, como hacen = los gentiles que no conocen a Dios. =
6. Que nadie falte a su hermano ni se aproveche de √©l en este punto, pues el Se√Īor = se vengar√° = de todo esto, como os lo dijimos ya y lo atestiguamos,
7. pues no nos llamó Dios a la impureza, sino a la santidad.
8. Así pues, el que esto deprecia, no desprecia a un hombre, sino a Dios, = que os hace don de su Espíritu = Santo.


Como afirma San Jerónimo: "Es difícil encontrar a un hereje que ame la castidad; aunque la pueda recomendar por palabras y alabarla".



El viniere arg√ľir√° al mundo de pecado, de justicia y de juicio. De pecado, ciertamente porque no han cre√≠do en m√≠; y de justicia, porque voy al Padre y ya no me ver√©is; y de juicio, porque el pr√≠ncipe de este mundo ya est√° juzgado. Juan 16:8-11
 

 
San Agustín, in Ioannem, tract., 95
Es acusado el mundo de pecado, porque no cree en Cristo, al mismo tiempo que los creyentes son acusados de justicia, porque la comparaci√≥n entre los fieles es la reprobaci√≥n de los infieles. "Y de justicia, porque voy al Padre", y dado que el sentido de la palabra infidelidad se acostumbra a usar en el sentido que expresa la pregunta: ¿c√≥mo creemos aquello que no podemos ver?, conviene, pues, definir en qu√© consiste la justicia de los que creen. Y esto queda expresado en la frase: "Porque voy al Padre, ya no me ver√©is". Bienaventurados, pues, los que no ven y creen. Porque los que vieron a Cristo no merecieron alabanza por su fe, porque cre√≠an lo que ve√≠an, esto es, al Hijo del hombre, pero s√≠ en cuanto cre√≠an lo que no ve√≠an, esto es, al Hijo de Dios. Pero cuando desapareci√≥ de su presencia la forma de siervo, entonces se verific√≥ completamente la palabra: "El justo vive de la fe" ( Rom 1,17). Consistir√°, pues, vuestra justicia, de la que acusar√° al mundo, en que creer√©is en m√≠, a quien no ver√©is; y cuando me viereis como ahora, no me ver√©is del modo que estoy con vosotros, esto es, no me ver√©is mortal, sino eterno. Al decir, pues, "ya no me volver√©is a ver", profetiz√≥ que en adelante ya nunca le ver√≠an.
 
 
San Agustín
El mundo es acusado de pecado en aquellos que no creen en Cristo, y de justicia en los que resucitan como miembros de Cristo. Sigue: "De juicio, pues, porque el pr√≠ncipe de este mundo ya est√° juzgado". Esto es, el diablo, pr√≠ncipe de los inicuos, que en su coraz√≥n no viven sino en este mundo, al que aman. En esto mismo que el diablo fue echado fuera, juzgado est√°, y √©ste es el juicio del cual el mundo es acusado, porque se lamenta en vano del diablo, el que no quiere creer en Cristo; y juzgado, esto es, echado fuera, le es permitido atacarnos desde fuera para ejercitar nuestra virtud y vencerle en el martirio, no s√≥lo los varones, sino que tambi√©n las mujeres, los ni√Īos, y hasta las tiernas doncellas.


San Agustín, in Ioannem, tract., 95
Juzgado est√°, porque fue condenado irrevocablemente al fuego eterno. En este juicio est√° condenado el mundo, porque est√° juzgado con su pr√≠ncipe, a quien imita en soberbia e impiedad. Crean, pues, los hombres en Cristo, para que no sean acusados del pecado de infidelidad, con el cual son retenidos todos los dem√°s pecados; pasen al n√ļmero de los fieles para que no sean arg√ľidos de justicia por aquellos a quienes, justificados, no imitan; y gu√°rdense del futuro juicio para que no sean condenados con el pr√≠ncipe del mundo, a quien imitan.



Crisóstomo, in Ioannem, hom. 78
O de otro modo: acusará al mundo de pecado, esto es, desechará toda excusa y probará que pecaron los que no creyeron en El, cuando vieron que el Espíritu Santo derramaba sus dones inefables a la invocación de su nombre.



 

Sabidur√≠a: gusto para lo espiritual, capacidad de juzgar seg√ļn la medida de Dios. 

Inteligencia (Entendimiento): Es una gracia del Espíritu Santo para comprender la Palabra de Dios y profundizar las verdades reveladas.

Consejo: Ilumina la conciencia en las opciones que la vida diaria le impone, sugiriéndole lo que es lícito, lo que corresponde, lo que conviene más al alma.

Fortaleza: Fuerza sobrenatural que sostiene la virtud moral de la fortaleza.  Para obrar valerosamente lo que Dios quiere de nosotros, y sobrellevar las contrariedades de la vida. Para resistir las instigaciones de las pasiones internas y las presiones del ambiente. Supera la timidez y la agresividad.

Ciencia: Nos da a conocer el verdadero valor de las criaturas en su relación con el Creador.

Piedad: Sana nuestro coraz√≥n de todo tipo de dureza y lo abre a la ternura para con Dios como Padre y para con los hermanos como hijos del mismo Padre.  Clamar  ¡Abba, Padre!

Temor de Dios: Espíritu contrito ante Dios, consientes de las culpas y del castigo divino, pero dentro de la fe en la misericordia divina. Temor a ofender a Dios, humildemente reconociendo nuestra debilidad.

 Isa√≠as 11:1-3Saldr√° un v√°stago del tronco de Jes√©,
y un reto√Īo de sus ra√≠ces brotar√°.
Reposará sobre él el espíritu de Yahveh:
espíritu de sabiduría e inteligencia,
espíritu de consejo y fortaleza,
espíritu de ciencia y temor de Yahveh.


Los resultados de los siete dones del Espíritu Santo, son los doce frutos del Espíritu Santo:
En su epístola a los Gálatas, el Apóstol enumera los doce frutos del Espíritu Santo consagrados por la tradición de la Iglesia: caridad, alegría, paz, paciencia, longanimidad, bondad, benignidad, mansedumbre, fidelidad, modestia, continencia y castidad.



Los 12 frutos del Espíritu Santo:
Caridad | Gozo ...| Paz | Paciencia | Mansedumbre | Bondad | Benignidad | Longanimidad (Constancia de √°nimo en las adversidades.)| Fe-Fidelidad | Modestia | Templanza- Autocontrol | Castidad

Los tres primeros frutos del Esp√≠ritu Santo —caridad, gozo y paz— ordenan el alma en s√≠ misma con relaci√≥n al bien, mientras que la paciencia y la longanimidad lo hacen con relaci√≥n al mal. bondad, benignidad, mansedumbre, fidelidad la ordenan en relaci√≥n con lo dem√°s; modestia, continencia y castidad en relaci√≥n a aquello que nos es inferior -o sea, las pasiones-.

Dentro de la Modestia encontramos la modestia externa: modestia en el vestir, modestia en el comportamiento.

Por fin, tras haberse ordenado la mente en relaci√≥n a lo que est√° a su alrededor, cumple hacerlo respecto a lo que le es inferior, y esto ocurre en primer lugar por la modestia, “que pone moderaci√≥n en todos los dichos y hechos”.26

Esta virtud mantiene nuestros ojos, labios, risas, movimientos, en fin, toda nuestra persona, sin excluir la ropa que la reviste, “dentro de los justos l√≠mites que corresponden a su estado, ingenio y fortuna”.27

San Agustín recomienda particular cuidado con la modestia exterior, que puede tanto edificar como escandalizar a los que nos rodean. 28

Las virtudes de templanza y castidad ata√Īen a los placeres del cuerpo, reprimiendo los il√≠citos y moderando los permitidos.
-La templanza refrena la desordenada afición de comer y de beber, impidiendo los excesos que pudieran cometerse
-La castidad regula o cercena (limita, restringe) el uso de los placeres de la carne.

Del Catecismo

1809 La templanza es la virtud moral que modera la atracci√≥n de los placeres y procura el equilibrio en el uso de los bienes creados. Asegura el dominio de la voluntad sobre los instintos y mantiene los deseos en los l√≠mites de la honestidad. La persona moderada orienta hacia el bien sus apetitos sensibles, guarda una sana discreci√≥n y no se deja arrastrar ‘para seguir la pasi√≥n de su coraz√≥n’ (Si 5,2; cf 37, 27-31). La templanza es a menudo alabada en el Antiguo Testamento: ‘No vayas detr√°s de tus pasiones, tus deseos refrena’ (Si 18, 30). En el Nuevo Testamento es llamada ‘moderaci√≥n’ o ‘sobriedad’. Debemos ‘vivir con moderaci√≥n, justicia y piedad en el siglo presente’ (Tt 2, 12).
....

2290. La virtud de la templanza conduce a evitar toda clase de exceso, el abuso de la comida, del alcohol, del tabaco y de las medicinas. Quienes en estado de embriaguez, o por afición inmoderada de velocidad, ponen en peligro la seguridad de los demás y la suya propia en las carreteras, en el mar o en el aire, se hacen gravemente culpables

Castidad es la virtud que gobierna y modera el deseo del placer sexual seg√ļn los principios de la fe y la raz√≥n. Por la castidad la persona adquiere dominio de su sexualidad y es capaz de integrarla en una sana personalidad, en la que el amor de Dios reina sobre todo. Por lo tanto no es una negaci√≥n de la sexualidad. Es un fruto del Esp√≠ritu Santo.

La castidad consiste en el dominio de sí, en la capacidad de orientar el instinto sexual al servicio del amor y de integrarlo en el desarrollo de la persona.
- Sagrada Congregaci√≥n para la educaci√≥n cat√≥lica: Pautas de educaci√≥n sexual, n¬ļ 18. Revista ECCLESIA, 2155 (24-XII-83)23

Continencia y Castidad

El Esp√≠ritu del Amor viene siempre en socorro de nuestra flaqueza, con sus gracias y dones y a√ļn nos da por medianera y abogada a su
fidelísima esposa.

La continencia y la castidad.

Seg√ļn Santo Tom√°s, se distinguen una de otra “bien porque la castidad refrena al hombre en lo il√≠cito, mientras que la continencia le refrena incluso en lo l√≠cito; o bien en el sentido de que el continente siente las concupiscencias, pero no se deja arrastrar por ellas, mientras que el casto ni es arrastrado ni las padece.29
De hecho, el alma que produce el fruto de la castidad se vuelve realmente angélica. Muy al contrario de los tormentos interiores de agitación y ansiedad, en los que vive quien se entrega a las pasiones desordenadas, el casto ya se anticipa al gozo del Cielo en la Tierra.
La continencia, por su parte, “robustece la voluntad para resistir las concupiscencias desordenadas muy vehementes”;30 por tanto, indica un freno, en cuanto que uno se abstiene de obedecer a las pasiones.31 Prepara, de este modo, el alma para esa castidad, pues “los que hacen todo lo que est√° permitido acabar√°n haciendo lo que no lo est√°” . 32  


 
 
 
Vista previa

Consagraci√≥n de la familia al Esp√≠ritu Santo ūüēä

¡Oh Dios Esp√≠ritu Santo! Postrados ante tu divina majestad, venimos a consagrarnos a Ti con todo lo que somos y tenemos.

Por un acto de la omnipotencia del Padre hemos sido creados, por gracia del Hijo hemos sido redimidos, y por tu inefable amor has venido a nuestras almas para santificarnos, comunic√°ndonos tu misma vida divina.

Desde el d√≠a de nuestro bautismo has tomado posesi√≥n de cada uno de nosotros, transform√°ndonos en templos vivos donde T√ļ moras juntamente con el Padre y el Hijo; y el d√≠a de la Confirmaci√≥n fue la Pentecost√©s en que descendiste a nuestros corazones con la plenitud de tus dones, para que vivi√©ramos una vida √≠ntegramente cristiana.

Permanece entre nosotros para presidir nuestras reuniones; santifica nuestras alegrías y endulza nuestros pesares; ilumina nuestras mentes con los dones de la sabiduría, del entendimiento y de la ciencia; en horas de confusión y de dudas asístenos con el don del consejo; para no desmayar en la lucha y el trabajo concédenos tu fortaleza; que toda nuestra vida religiosa y familiar esté impregnada de tu espíritu de piedad; y que a todos nos mueva un temor santo y filial para no ofenderte a Ti que eres la santidad misma.

Asistidos en todo momento por tus dones y gracias, queremos llevar una vida santa en tu presencia.
Por eso hoy te hacemos entrega de nuestra familia y de cada uno de nosotros por el tiempo y la eternidad. Te consagramos nuestras almas y nuestros cuerpos, nuestros bienes materiales y espirituales, para que T√ļ s√≥lo dispongas de nosotros y de lo nuestro seg√ļn tu benepl√°cito. S√≥lo te pedimos la gracia que despu√©s de haberte glorificado en la tierra, pueda toda nuestra familia alabarte en el cielo, donde con el Padre y el Hijo vives y reinas por los siglos de los siglos.

Así sea.

 
Ven, Espíritu Santo,
Llena los corazones de tus fieles
y enciende en ellos
el fuego de tu amor.
Env√≠a, Se√Īor, tu Esp√≠ritu.
Que renueve la faz de la Tierra.

El aborto es un pecado, dice el actor Jeremy Irons


El actor habló sobre la Iglesia Católica en una entrevista con The Guardian

El actor ganador del Oscar, Jeremy Irons, ha declarado que cree que el aborto es un "pecado" porque representa un "tremendo ataque mental" contra las mujeres.

Irons, quien interpreta al mayordomo de Alfred Wayne, Alfred Pennyworth, en el éxito de Hollywood Batman v Superman: Dawn of Justice, también dijo que está agradecido de que la Iglesia Católica estuviera en contra de la práctica.

"Creo que las mujeres deberían poder tomar la decisión, pero también creo que la Iglesia tiene razón al decir que (el aborto) es un pecado", dijo en una entrevista con el periódico The Guardian.

"Porque el pecado es acciones que nos perjudican. Mentir nos hace da√Īo. El aborto da√Īa a una mujer: es un tremendo ataque mental y f√≠sico, a veces. Pero parece que nos confundimos.

"En cierto modo, gracias a Dios, la Iglesia Católica dice que no lo permitamos, porque de lo contrario nadie dice que sea un pecado".

En la entrevista, Irons también dijo que era un error para los países de Occidente rechazar su herencia cristiana a favor del secularismo.


√Čl dijo: "Nuestra sociedad se basa en una estructura cristiana. Si quitas esos principios religiosos, todo vale y se volver√° terrible, y por lo general te metes en problemas ".

Continuó: "El adulterio puede ser muy bueno, pero finalmente nos jode. Y es parte de la estructura de la sociedad.

"No robamos, bueno, algunas personas lo hacen, porque hace que la vida sea intolerable para todos".

"Sí, puedes estar enamorado y formar una familia sin estar casado, pero en realidad el matrimonio sí nos da una fortaleza y por eso nos hace pelear más para mantenerlo unido.

"Si el divorcio se vuelve extremadamente fácil, algo así como lo es, entonces no tenemos esa copia de seguridad porque, para todos, las relaciones son difíciles".


En abril de 2013, criticó los movimientos para legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, argumentando que una redefinición legal podría "degradar" o cambiar lo que es el matrimonio.

viernes, 18 de mayo de 2018

Contin√ļa cayendo el apoyo irland√©s para legalizar el aborto

 
 
IRLANDA, 18 de mayo de 2018 (LifeSiteNews) - El apoyo para derogar la Octava Enmienda de Irlanda contin√ļa disminuyendo con una semana antes del refer√©ndum nacional sobre el aborto, seg√ļn una nueva encuesta.
Una encuesta de Irish Times / MRBI publicada esta semana reveló que el 44 por ciento apoya la derogación de la enmienda que protege el derecho a la vida prenatal, informó Reuters. Treinta y dos por ciento apoya la continuación de la protección, con un 17 por ciento adicional indeciso. Entre los indecisos, el 31 por ciento se inclina hacia la derogación y el 24 por ciento se inclina en contra.
 
                                                                         

jueves, 17 de mayo de 2018

Invocamos la poderosa protección de San Patricio contra la práctica pagana del aborto que amenaza a Irlanda

 
Cuando San Patricio emprendió la evangelización de Irlanda, tenía la oposición de todos los brujos de la isla. La religión druida abundaba en brujería. El santo compuso esta oración para protegerse, como una coraza, de los dardos de sus enemigos.
En el Nombre poderoso de Jesucristo por la Intercesi√≥n de  Nuestra Se√Īora de Knock, Santa Dympna, San Patricio y todos los santos de Irlanda rogamos para que el derecho a la vida en Irlanda sea defendido y protegido.
 
 
 Coraza de San Patricio

Hoy me envuelvo la poderosa fuerza de la invocaci√≥n de la Sant√≠sima Trinidad, a la fe en las tres Divinas Personas, a la confesi√≥n de la unidad del Divino Creador del Universo.

Hoy me envuelvo por los m√©ritos de la encarnaci√≥n de Cristo a su bautismo, por los m√©ritos de su crucifixi√≥n con su sepultura, por los m√©ritos de su resurrecci√≥n con su ascension, a los m√©ritos de su venida en el d√≠a del juicio.


Hoy me envuelvo  por los m√©ritos del amor de los Querubines, en la obediencia de los √Āngeles, en la esperanza de la resurrecci√≥n para la recompensa, en las oraciones de los patriarcas, en las predicciones de los profetas, en las predicaciones de los ap√≥stoles, en la fe de los m√°rtires, en la pureza de las santas v√≠rgenes, en las buenas obras de los justos.

Me envuelvo hoy día y ato a mí el amor maternal y la pureza virginal de María Santísima, Hija de Dios Padre, Madre de Dios Hijo y Esposa de Dios Espíritu Santo.



Hoy me envuelvo a la fuerza de Dios para orientarme. Al poder de Dios para sostenerme, a la sabidur√≠a de Dios para guiarme, al ojo de Dios para prevenirme, al o√≠do de Dios para escucharme, a la palabra de Dios para ayudarme, a la mano de Dios para defenderme, al camino de Dios que yace delante de m√≠ para recibir mis pasos, al escudo de Dios para protegerme, a los ej√©rcitos de Dios para resguardarme contra las trampas de los demonios, contra las tentaciones de los vicios, contra las inclinaciones de la naturaleza, contra todos los que me desean el mal, lejanos o cercanos , estando yo solo o en la multitud.




 Hoy invoco  todas estos m√©ritos contra todo poder  cruel y despiadado que pueden atacar mi cuerpo y mi alma, en contra de los encantamientos de los falsos profetas, en contra de las leyes negras del paganismo,  en contra de las leyes falsas de los herejes, en contra de los enga√Īos de la idolatr√≠a, en contra de los conjuros de brujas, brujos, y magos, en contra  de todo conocimiento que corrompa el cuerpo y el alma del hombre.

Invoco a Jesucristo que me proteja hoy día contra cualquier veneno, contra incendios, en contra del ahogamiento, en contra la herida mortal, de tal forma que pueda recibir auxilio y recompensa en abundancia.


Cristo conmigo, Cristo delante de m√≠, Cristo detr√°s de m√≠, Cristo en m√≠, Cristo debajo de m√≠, Cristo sobre m√≠, Cristo a mi derecha, Cristo a mi izquierda, Cristo al descansar, Cristo al levantarme, Cristo  en la anchura, Cristo  en la longitud, Cristo  en la altura, Cristo  en el coraz√≥n de todo hombre que piensa en m√≠, Cristo  en la boca de todos los que hablan de m√≠, Cristo  en todo ojo que me ve, Cristo  en todo o√≠do que me escucha.



Del Se√Īor es la salvaci√≥n,
Del Se√Īor es la salvaci√≥n
De Jesucristo es la salvación,
Tu, salvaci√≥n, Se√Īor est√©
siempre con nosotros.
AM√ČN


 
   

https://www.prayingforireland.com/


 

Santa Rita de Casia, abogada de los imposibles, ruega por nosotros

ORACI√ďN PARA LOS CASOS DESESPERADOS Oh poderosa Santa Rita, llamada Abogada de los casos desesperados, socorredora e...